Notícias

Confira as principais informações do setor

Edición 2024 - 18 de octubre de 2016 - Especial ABITRIGO

La soja en Chicago cerró finalmente con números negativos tras intentar un cuarto avance consecutivo. Los ajustes fueron limitados notándose una mayor venta de los agricultores. Los futuros de aceite de soja fueron los que más sintieron la corrección negativa tras el fuerte rebote de las jornadas anteriores. La posición julio de la soja perdió US$ 1,4/t cerrando en US$ 367,6/t luego de haber tocado un máximo durante el día de US$ 372,1/t. En los cereales los ajustes fueron poco significativos. Además del clima final para la cosecha en EEUU y de la siembra en América del Sur, hay que seguir de cerca el mercado de aceites vegetales con una relación stocks-consumo a nivel global que está apenas sobre el 10% con muchas versiones sobre lo que puede pasar con el aceite de palma, con la producción de canola en Canadá, estímulos para el biodiesel en EEUU o subastas de aceites en China.

Por las consultas vía whatsapp desde Brasil con productores y técnicos en Uruguay, las lluvias de las últimas jornadas fueron positivas para los cultivos de invierno aunque se espera porque no haya excesos. Varios productores en el litoral dijeron que se necesita un golpe más de agua para poder comenzar con la siembra de soja en condiciones adecuadas. Los mayores registros se dan en el Norte del país a tono con los excesos hídricos en Rio Grande y Santa Catarina. Ahí está el foco del mercado del trigo por los posibles riesgos especialmente sobre la calidad de la producción gaúcho. En Argentina llovió fuerte en algunas regiones donde se estaba comenzando a sembrar mientras los cultivos en el Sur de Buenos Aires tienen un tiempo largo por delante debido al atraso en la siembra.

El jefe de gabinete del Ministerio de Agroindustria de Argentina, Guillermo Bernaudo, dijo que se prevé colocar en Brasil alrededor del 60% del saldo exportable de trigo de la campaña 2016/2017. El funcionario resaltó los cambios aplicados por el gobierno argentino y las expectativas de una relación ganar-ganar con Brasil. En la conferencia habló de un crecimiento del área del orden de 18%-19% con un incrementó en la producción en torno a 30%. Según Bernaudo aumentó en 58% la aplicación de fertilizantes y de 64% en fertilizantes nitrogenados (sigue sin quedar claro si se toma el aumento del volumen absoluto de comercialización o el uso por hectárea. Bernaudo comentó a Monitor Agrícola que en base a una producción del orden de 14 millones/t, esperan un saldo exportable de 8 millones/t de los cuales el 60% (4,8 millones/t) esperan colocar en Brasil. El funcionario destacó que Argentina ya volvió a colocar el año pasado trigo a Egipto y Argelia junto a Arabia Saudita sumando mercados de Asia por mercadería llamada de baja proteína pero que mayoritariamente fue para molienda.

Según el Ministerio de Agroindustria, hasta el 11 de octubre se habían dado Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior de trigo 2016/2017 por 730.000/t. En tanto, las DJVE por trigo 2015/2016 llegaron a 7,7 millones/t. De ese total, 2,68 millones/t son de llamado trigo pan y el resto de baja proteína. Hay que tener en cuenta que a lo largo de este año se logró colocar en el exterior mercadería que quedaba sin comercializar de zafras anteriores. De esa manera, los embarques superaron el saldo exportable teórico de la campaña 2015/2016.

Operadores regionales estimaron en algo más de 1 millón de toneladas las ventas para embarques en el año comercial 2016/2017. Y que hubo ventas de trigo de menor calidad o baja proteína. Seguramente se trata de mercadería que la zafra anterior que será embarcada a partir de noviembre, quizá mezclada con algo de volumen temprano de la zafra nueva. Según el Ministerio de Agroindustria, la campaña 2015/2016 (diciembre-noviembre) terminaría con un saldo de 900.000/t frente a más de 4 millones/t del cierre del ciclo comercial anterior. Los datos oficiales mostraron existencias de trigo al cierre de agosto por 2,731 millones/t, casi la mitad que los 4,9 millones/t de un año atrás-.

Según el Ministerio de Agroindustria, hasta el 13 de octubre las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior de trigo 2016/2017 sumaban 630.000/t. Sin embargo, el volumen negociado es mayor y no solamente con mercados que piden alta calidad. Un alto cargo de una multinacional indicó a Monitor Agrícola que se han cerrado negocios de trigo de calidad intermedia sumado a lotes de mayor calidad panadera. Explicó que la primera demanda que hubo fue por trigos de calidad intermedia y que, actualmente no se ve una diferencia fuerte de precios por niveles relativamente similares de proteína. Para el trader Argentina ya puede competir en precios con los exportadores rusos en países del Mar Negro y con el trigo estadounidense en mercados latinoamericanos por mejor precio. Por eso, se sintió confiado que se podrá sacar un volumen relevante desde Argentina fuera de Brasil. El trader brasileño de una multinacional estimó que los exportadores argentinos ya cerraron negocios por trigo para molienda por cerca de medio millón de toneladas para Brasil, países de América Latina y algún mercado adicional. Y que también colocó medio millón de trigo de calidad intermedia.

Los operadores, brókers y operadores argentinos consultados por Monitor Agrícola destacaron el alto nivel de comercialización de la semana pasada cuando desde la exportación se dieron valores por trigo condición Cámara sobre US$ 145-US$ 150 por tonelada. Se habla de entre 200.000 y 250.000 toneladas comercializadas en pocos días. Productores del sudeste de Buenos Aires dijeron que se trata de precios que dan para vender a pesar que podría haber mejores valores luego de la cosecha. Según el Ministerio de Agroindustria, hasta la semana cerrada el miércoles 5 de octubre los exportadores habían declarado compras de trigo nuevo por 1,419 millones/t frente a 272.600/t de un año atrás. En tanto, la Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior totalizan 630.000/t.

El cupo de importación de 750.000/t de trigo sin arancel de fuera del Mercosur no está todavía consolidado y es posible que la iniciativa haya perdido fuerza en el Ministerio de Agricultura. Cuando Monitor Agrícola consultó al secretario de Políticas Agrícolas, Neri Geller, sobre la cuota, el funcionario dijo que ese cupo “no está consolidado”. Otro funcionario relató que el ministro de Agricultura, Blairo Maggi, salió inicialmente a anuncia la cuota sin tener toda la información sobre las implicancias de la misma. “Luego del anuncio el ministro recibió la queja desde Argentina y Uruguay y también de los productores del Sur de Brasil. Creo que se lo dio como un hecho sin conocer las implicancias negativas”, admitió este asesor oficial.

Los paraguayos lo hicieron de vuelta. Este podría ser el título de una nota sobre el trigo de ese. Al igual que la zafa pasada, el trigo paraguayo logró excelentes niveles de calidad en materia de fuerza de gluten, proteína y peso hectolítrico. Y al igual que el año pasado, nuevamente han salido a vender el trigo sin defender demasiado esos altos niveles de calidad lo que contribuye a la depresión de precios en el mercado brasileño. Con una abultada producción de soja y maíz safrinha, es limitado el almacenaje que se le puede dedicar a guardar y desagregar el trigo. Y por eso deciden hacer caja con el cereal cuando podrían hacer valer más la calidad con la que cuentan.

El director de compras de un molino de mediano porte dijo a Monitor Agrícola que prácticamente el 100% de los camiones que recibió de trigo paraguayo cumplió con los parámetros requeridos. Relatos similares se puede escuchar de otros industriales brasileños. Si bien el clima los ha ayudado en las dos últimas zafras, los brasileños remarcan la genética elegida por sus vecinos para lograr niveles altos de calidad. Si bien esto les asegura demanda, es cierto también que no han logrado generar diferenciales de precios.

El viceministro de Agricultura de Paraguay, Mario León, dijo que ese país ya comprometió alrededor de 500.000/t de trigo de un saldo exportable del orden de 700.000-720.000/t. En su presentación el funcionario indicó que con una caída de área de 15% hasta 450.000/has, los altos rendimientos permitirían una cosecha de 1,2 millones/t a 1,35 millones/t. León remarcó que Paraguay ya ha logrado exportar a varias partes del mundo gracias a la mejores en los niveles de calidad. Para esta campaña manejo un gluten promedio sobre 30% con un falling number entre 250-300 segundos, con fuerza de gluten por encima de 250. El funcionario remarcó las mejoras en cuanta a elección de variedades y segregación de grano junto a la inversión en almacenaje.

Para el director de Comercialización y Abastecimiento del Ministerio de Agricultura, José María dos Anjos, la industria de raciones y de carne podría quedarse con entre 30% y 40% de la producción de Rio Grande do Sul. “Para la demanda del sector de carnes, es volumen no es nada”; remarcó el funcionario en una conferencia sobre comercialización del cereal. Remarcó que actualmente el maíz en Rio Grande se ubica sobre R$ 45 por bolsa de 60 kilos algo menos de R$ 38 para el trigo. S se cumpliera con los pronósticos del director de Comercialización, quedaría trigo para moler por un volumen casi equivalente al consumo anual del estado gaúcho. Dos Anjos destacó el muy alto nivel de importaciones de agosto, que superó las 800.000/t en el mayor nivel en al menos cuatro años. Para el funcionario detrás de este gran volumen de importaciones, es posible que haya compras de industrias racioneros y de producción de carne por trigo del Mercosur.

Al cierre del plenario del XXII del Congreso de Abitrigo, su presidente, Rubens Barbosa, lamentó la ausencia de Uruguay. Lo hizo flanqueado por el jefe de gabinete del Ministerio de Agroindustria de Argentina y por el vice ministro de Agricultura de Paraguay junto a un jerarca del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil. Barbosa solamente dijo lamentar la ausencia desde Uruguay, pero desde hace años desde Abitrigo se hace nota sobre la cada vez más menguada participación institucional de Uruguay. Ya son cuatro ediciones -con la 2016- sin participación de representantes del gobierno uruguayo. Y al menos dos sin participación como tal de la Mesa Nacional de Trigo.

Que venga el ministro o un funcionario de relevancia del MGAP no va a cambiar que seamos- en el mejor de los casos- la segunda opción para los molinos brasileños. Pero sumaría. Los argentinos, que este año coparon Abitrigo como nunca, comentaban la escasa participación de Uruguay y la ausencia en la conferencia final del evento.

Los que están bien dentro del mercado regional saben de la caída de área de trigo en Uruguay. Algunos, con papeles algo atrasados, preguntan por si Uruguay tendrá 1 millón de toneladas para exportar. Las respuestas del lado uruguayo es que, como máximo, podría haber un saldo exportable de 550.000-600.000 toneladas.

Los operadores que conocen a Uruguay se sigue insistiendo sobre la necesidad del diferenciarse en su producción. “Con Argentina ya en volúmenes más normales de producción, Uruguay debería hacer como Paraguay. Con los niveles de calidad que ellos logran en base a la genética, no sienten tanto la presión de oferta”, dijo a Monitor Agrícola una fuente de Abitrigo. La primera respuesta es que Uruguay es más caro -necesita más kilos- y que no se ven primas por calidad. El interlocutor dice, sin embargo, que con mejor calidad y diferenciación al menos asegurarían la demanda.

Fonte: Monitor Agrícola